Coatepec y el movimiento insurgente en el centro de Veracruz

Carton de Negrete 50 aniv

CRÓNICA COATEPECANA

Dr. Jesús J. Bonilla Palmeros

Cronista de la ciudad de Coatepec

 

(Primera parte)

El movimiento de Independencia en México, tiene su inicio el día 16 de septiembre, fecha en la que el cura Miguel Hidalgo y Costilla convoca a las clases desprotegidas, a levantarse en armas contra el gobierno en el pueblo de Dolores, Guanajuato. A lo largo de once años el movimiento se caracterizará por una serie de etapas, hasta su consumación el día 27 de septiembre de 1821, momento en que hace su entrada el Ejército Trigarante a la ciudad de México.

A partir del famoso Grito de Dolores, surgen en diversos puntos de la Nueva España, grupos de simpatizantes que apoyarán el movimiento de independencia, a la par de que aparecen algunos pequeños grupos de forajidos, quienes aprovechan el momento coyuntural del proceso político-social, y buscan la forma de salir beneficiados.

Un año después de iniciado el movimiento en Guanajuato, tienen lugar los primeros brotes de insurrección en la zona centro del Estado de Veracruz. De inicio la región que comprende los pueblos de Ixhuacán de los Reyes, Teocelo, Xico y Coatepec, cuya vida se ve trastocada de repente por la aparición de grupos reaccionarios, y deviene en un aumento de problemas en materia jurídica. Situación que podemos deducir de una relación firmada por el cura del pueblo de Xico y dirigida al Gobernador Intendente de Veracruz, quien declara que a mediados de mes de octubre de 1811, se vive una situación difícil en la región, debido a la llegada de los insurgentes al pueblo de Teocelo, quienes en un intento por integrar al sector indígena a su movimiento, han dado pie a una serie de ataques al resto de la población. En el mismo documento expresa su pesar por la poca atención prestada de parte del subdelegado, quien incumple con sus funciones y mantiene abandonados los pueblos, situación que deriva en algunas muertes por los ataques de los insurrectos.

En la misma carta, insinúa que el pueblo de Teocelo es un foco de atracción para los forajidos, debido a la falta de un teniente de justicia, situación que genera un vacío en la aplicación de las leyes y propicia se cometan muchos delitos que no son castigados, a la par de que los delincuentes viven a sus anchas y sin temor alguno. Escenario parecido se tiene en el vecino pueblo de Xico, donde a pesar de haber una persona encargada de la justicia, se ve limitado en la sanción de los delitos, debido a sus relaciones de parentesco con buena parte de los habitantes. Dicha situación en ambos pueblos, les convierte en lugares sin ley, hasta donde llegan los delincuentes que huyen de otros puntos de la región y viven tranquilamente sin temor alguno por las fechorías cometidas (1).

Uno de los primeros eventos de carácter insurgente, tiene lugar en el pueblo de Teocelo, cuando tres hombres y un muchacho que porta un estandarte de la Virgen de Guadalupe, y al grito de “Viva Nuestra Señora”, se movilizan hasta la casa del alcabalero y toman 30 pesos de la Real Hacienda. Posteriormente se trasladan al pueblo de Xico, lugar donde se integran a sus filas varios adeptos a la causa y atacan la casa del único residente español. La fuerza que tomó el grupo de insurrectos, les permitió hacer retroceder a un grupo de catorce soldados y veinticinco patriotas que habían salido de Xalapa a las órdenes de don Antonio Juille y Moreno. En el ataque quedó muerto un realista y varios heridos, obligando a la retirada de la fracción realista (2).

Continuará…

Referencias Bibliográficas

1.- Expedientes del Archivo General de la Nación

2.- Manuel Rivera, Historia Antigua y Moderna de Jalapa y de las Revoluciones del Estado de Veracruz, Imprenta de I. Cumplido, T. I, México, 1869

 

 

 

Powered by WordPress| Designed by: ArcosNet