DESCENSO A LA MEDIOCRIDAD

ball eyes

 

Pedro Peñaloza

“En nuestros locos intentos renunciamos a lo que somos por lo que esperamos ser”.

William Shakespeare

Se terminaron los objetivos, las metas no existen más. Los dueños que dirigen la Federación buscan, en un intento desesperado de asegurar sus ganancias, eliminar el descenso. No fue suficiente crear la regla del cociente, única en el mundo para bajar de categoría, ni bloquear a la mayoría de conjuntos del Ascenso MX con disposiciones absurdas o pagar unos cuantos millones para ganarse el derecho de continuar en la primera, esta vez, las mentes brillantes del comité de desarrollo deportivo, quitarán, de una vez por todas, el riesgo en sus negocios, la piedrita de sus zapatos.

Si ya el futbol mexicano es mediocre con sus liguillas que permiten calificar a la mitad de los equipos a las fases finales, eliminar el único incentivo que tenían los clubes para no dejar de invertir como es el descenso, significará una baja en el nivel de juego y por lo tanto menos entretenimiento. Asimismo, se terminarían los proyectos a largo plazo y los armados de los equipos, ya que no habría riesgo. Por lo tanto, todos los directores deportivos serían despedidos.

Los equipos se relajarían, no tendrían ninguna presión, podrían estar varios torneos en los últimos lugares sin ningún problema. Se acabaría el crecimiento deportivo. Sin embargo, hasta el momento, es una simple propuesta, defiende Bonilla, como muchas que tienen sobre la mesa. Pero, el simple hecho de estudiar la supresión del descenso da una muestra de qué tipo de empresarios dominan y controlan el futbol nacional.

Es una mentira que busquen el crecimiento y desarrollo del deporte más popular del país, eso no es lo prioritario. Ya lo vimos cuando permitieron la importación masiva de jugadores con la regla 10/8 y después la 9/9, afirmando que esto beneficiaría a la larga al deportista mexicano. De igual modo, celebraron y se dieron palmadas en la espalda por lo bien que habían negociado el contrato de la selección cuando en realidad vendieron a un precio pírrico los derechos a Televisa y Azteca. Ahora, y seguramente lo harán, prometerán que la liga será de las mejores del mundo y tendrá el nivel de las europeas, pero sólo si se elimina el descenso. Una vez más, subestiman al aficionado.

Veamos: abolir el descenso significaría dar una patada a las instituciones que sueñan con estar algún día en el máximo circuito. Todos los proyectos de los equipos del ascenso, segunda división o terceras, no tendrían ningún sentido, es decir, se eliminaría de un plumazo toda la formación de jóvenes a nivel profesional, la columna vertebral de este deporte.

Adiós a equipos como los Leones Negros, Celaya, Zacatepec, Ciudad Juárez, Tampico, Oaxaca, etcétera. Desaparecería el sentido de pertenencia que se tiene en esas ciudades por parte de la población local y que a veces puede ser un tanque de oxígeno para muchas comunidades, sobre todo para que los jóvenes continúen practicando algún deporte, eso se terminaría.

Si esta es una de muchas propuestas que se discuten en el “famoso” comité, qué otros esperpentos e inventos tendrán archivados.

Algo Más. Es de llamar la atención los aspavientos y las actitudes hacia sus compañeros del delantero de Pumas, Nicolás Castillo, cuando no le dan la pelota o no le ponen el centro donde el quiere. El chileno cree que el equipo tiene que jugar únicamente para él. Y hablando de los universitarios, es increíble que restrinjan las opiniones de sus jugadores cuando salen a declarar ante los medios, la UNAM no debe permitir estos atropellos.

pedropenaloza@yahoo.com/Twitter: @pedro_penaloz  

 

 

Powered by WordPress| Designed by: ArcosNet