Día internacional de las personas con discapacidad

512x521-01 (1)

Por Linda Rubí Díaz Martínez

 

 

 

Hola amigos lectores, les saludo con el cariño de siempre. Año con año vemos avances en la reducción de las desigualdades entre los individuos y los colectivos; sin embargo, aún hay lastres indeseables que los prejuicios y las malas costumbres, no nos permiten cambiar. La discriminación hacia personas con capacidades diferentes es un ejemplo de este tipo. Debido a que este es un problema mundial, la ONU proclamó en 1992 el 3 de diciembre como el Día Internacional de las Personas con Discapacidad.

Como ya lo he mencionado en artículos anteriores, reducir las desigualdades no implica anular las diferencias que permiten la riqueza de la naturaleza humana, sino disminuir la brecha legal y de oportunidades para que quienes tengan desventajas, puedan competir en igualdad de condiciones. Y es que las personas que tienen algún problema físico o mental permanente suelen tener menos oportunidades económicas, o de acceso a servicios básicos, como de salud y educación. Pero es necesario revalorar la mal llamada “discapacidad” y mejor pensarla como una condición de ser. Desgraciadamente aún es un componente esencial para la marginación de ciertos sectores, pero no debe ser obstáculo para pensarla como algo que te hace ser menos humano. Todo lo contrario, es en esa condición límite como se prueba nuestra naturaleza.

Yo les invito a que difundamos esta iniciativa que ya es parte de la Agenda 2030 de la ONU, para que sensibilicemos a nuestros familiares y amigos sobre este tema. Está demostrado que al eliminar los obstáculos para la correcta integración social de quienes están en desventaja, la participación de la diversidad se hace más productiva en el ámbito social y económico. Además, es parte de los derechos humanos que gozamos todos en el planeta el que la integración se dé con equidad y libertad.

Nos leemos la próxima, que Dios los bendiga.

 

Powered by WordPress| Designed by: ArcosNet