El futuro que queremos

linda 1

 

Por Linda Rubí Martínez Díaz.

 

Hola amigos lectores, les saludo con el cariño de siempre. Antes que nada, les deseo un feliz inicio de año y que sus metas se cumplan, así como prosperen en sus relaciones familiares y personales. El tema que estará latente durante este primer semestre del 2018 es el de las elecciones en el orden federal y estatal, compaginando en tiempos los procesos electorales que han significado un enorme gasto de dinero público que ahora podrá reorientarse a otras prioridades. Lo cierto es que a pesar que tenemos una democracia que está en constante perfeccionamiento, aún tenemos pendiente el que las instituciones sean más eficientes en el uso de los recursos, problema que también viene de la falta de valores que permite la corrupción.

En los meses que vienen, tendremos la oportunidad de construir el futuro de nuestro país y de Veracruz. Entre las diferentes opciones, podremos analizar y debatir no solo las propuestas que nos son ofrecidas, sino el modo de ejercer el poder. Además, nos serán mostradas visiones, proyectos y esperanzas fundamentadas en distintas ideologías. Por ello, es importante que en nuestra democracia actual siga prevaleciendo la civilidad y eliminar la denostación y la demagogia, para no confundirnos. Es importante que prevalezca la verdad y que la política comience a defenderse con argumentos y con honestidad, pues es triste ver que aún hay casos cuando lo que triunfa es la estrategia de publicidad.

La agenda política debe irse formando con los temas de mayor relevancia, y al menos en nuestro estado, uno es el de la inseguridad. Creo que es indispensable que, como ciudadanos, estemos atentos de las diferentes propuestas, pero siempre dando espalda a la violencia, la injusticia y el rezago. Necesitamos recuperar la paz que nos quitaron y volver a creer en el futuro. Es posible construir una sociedad en la que se combata a la delincuencia igualando la calidad de vida de la gente, la cual consiste en mejorar los empleos.

Creo que este momento es histórico en nuestro estado porque de nosotros dependerá que haya un cambio real en las condiciones de los veracruzanos en los 6 años que vienen. No subestimemos el papel que tenemos. La pequeña suma de voluntades siempre es factor para cambiar al mundo.

Nos leemos la, que Dios los bendiga.

Powered by WordPress| Designed by: ArcosNet