En Veracruz, sí estamos capacitados para trabajar

linda 1

Por Linda Rubí Martínez Díaz

 

 

Hola amigos lectores, les saludo con el cariño de siempre. Los problemas para encontrar empleo digno y bien remunerado han estado en todas las épocas. Conforme la tecnología avanza, algunas ocupaciones realizadas por personas se han ido sustituyendo o han dejado de existir, mientras que nuevos empleos surgen. En los albores de la Revolución Industrial, los artesanos textiles veían con recelo la invención de la máquina de hilar, porque intuían que pronto serían sustituidos; sin embargo, también se crearon nuevos trabajos como los reparadores de dichas máquinas. Empleos actuales no existían hace cien años, pero eso no ha impedido que haya nuevas ocupaciones y sobre todo, gente preparada para desempeñarlas.

En el discurso de la demagogia que ofrecen nuestros gobernantes actuales, estatales y municipales, se pregona ahora la creación de empleos, pero se reservan los que corresponden a la administración pública como cuota clientelar. Aparte de que la burocracia estatal y municipal es enorme, se intenta menospreciar a la gente bien preparada que radica en nuestro estado, y se trae a gente sin conocimientos de nuestro entorno. Un ejemplo claro es nuestra ciudad capital, que con más de medio millón de habitantes, con grandes universidades a nivel nacional, se está colocando a gente que apenas si conoce nuestras necesidades. Otro ejemplo es el mismo gobierno del estado, que desde el año pasado importó a burócratas de otros estados, menospreciando a la gente preparada que aquí radica.

Es preocupante que, en Veracruz, con grandes tasas de desempleo, se piense que no estamos capacitados para ciertas ocupaciones, como la administración pública. Peor aún, se piensa que no somos competentes para ser líderes, al frente de instituciones, de la correcta administración de recursos, o de nuestras escuelas. Es inquietante que no se esté tomando a los ciudadanos de a píe, que pide oportunidades y es despreciado en momentos como éste. El problema para encontrar empleos dignos y bien pagados en nuestra época parece responder más a intereses de poder que por la falta de ellos.

Yo les invito a que evaluemos lo que están haciendo nuestros gobernantes, que con tan poco se dan a conocer negativamente. Es momento de decidir lo que de verdad le conviene a nuestro estado y a nuestras regiones.

Nos leemos la próxima, que Dios los bendiga.

Powered by WordPress| Designed by: ArcosNet