ENTRE CÍNICOS Y HÉROES

 

 

Pedro Peñaloza

 

“Cuando la hipocresía comienza a ser de muy mala calidad,

es hora de comenzar a decir la verdad”

Bertolt Brecht

 

 

Sin protocolos de seguridad en los estadios del país vuelve la Liga MX. No importó la magnitud del desastre, necesitaban reactivar el futbol, la seguridad de los aficionados puede esperar, lo importante es que el calendario deportivo se cumpla. En momentos como éste, sale a relucir la verdadera personalidad y los encargados del balompié nacional brillaron por su ausencia, hasta la Concacaf estableció un grupo de Trabajo de Evaluación de Desastres para analizar la situación de las asociaciones que fueron afectados por los huracanes Irma y María, y por el terremoto en México ¿y la FMF?

Hoy como hace 32 años los mexicanos tomamos las calles para ayudar a nuestros hermanos y vecinos. No importó el peligro o el cansancio, ni las horas o el miedo, siempre había una mano para ayudar. De todas partes del mundo encontramos ánimo y aliento, de la Federación silencio y normalidad. Clubes aislados dejaron entrenamientos o descansos para salir a cooperar, Tigres consiguió que la afición se volcará para donar alimentos y medicinas; Grupo Pachuca donó una buena cantidad de dinero para los damnificados; los jugadores de América salieron a la calle para echar una mano y transportar cajas para la gente que lo perdió todo; los Pumas y la UNAM cedieron el Olímpico Universitario para que se convirtiera en un centro de acopio, principalmente para la población afectada en Morelos; y, como olvidar a José de Jesús Corona, portero de Cruz Azul, entregarse a las labores de rescate en San Gregorio, Xochimilco.

Todas estas muestras de cariño y solidaridad fueron muy importantes, los equipos trataron de poner su granito de arena. En cambio, los que debieron organizar la ayuda, la FMF, se quedó muda. Estos amantes del dinero, que predican en cada partido unidad y que ponen a niños a divulgar consignas en el inicio de los encuentros, se los tragó la tierra cuando más se les necesitaba, en el momento de una verdadera urgencia humanitaria y humanista.

Sin embargo, todavía están a tiempo de enmendar su error. Aquí la solución: es momento de empezar a reconstruir y de ayudar a quienes lo necesitan, por eso, ahora que se están negociando los derechos de transmisión de la Selección mexicana, cuya cifra mínima ronda los 100 millones de dólares, proponemos que la Federación done la mitad de sus ganancias y que regrese un poco a los aficionados de lo mucho que se lleva. De esta forma, la FMF estaría dando el ejemplo a otras empresas para que hicieran lo mismo y ayudaría a miles de damnificados. En estos momentos de apremio es cuando se necesitan las decisiones importantes. Ante este panorama, tienen dos opciones: continuar en esa actitud egoísta y cínica ignorando la realidad de miles de mexicanos y seguir engordando sus bolsillos; o entregar esos recursos a las familias y por primera vez hacer algo sin esperar nada a cambio. La pelota está en su cancha. Veremos.

Algo Más. Es un ejemplo de compañerismo y dignidad lo que han venido haciendo los jugadores de americano durante la entonación del himno estadounidense, ante las declaraciones de Trump. Él, fiel a su discurso de odio y discriminación, quiso prohibir las protestas por las muertes de afroamericanos a manos de policías, sus insultos sólo sirvieron para unir más a la liga. En estos días aciagos y complicados debemos perderle el miedo a los que intentan imponer sus ideas y quieren romper con la comunidad y la cohesión social.

pedropenaloza@yahoo.com

 

Powered by WordPress| Designed by: ArcosNet