Felipe Garrido, llegó a sus 75 años de vida

La otra versión:

                                   

                                                                                                              René Sánchez García

 

 

 

El mes pasado, el IMBA (Instituto Nacional de Bellas Artes) le rindió un merecido homenaje al escritor mexicano Felipe Garrido, por sus 75 años de fructífera vida y en reconocimiento a su labor como cuentista, ensayista, prosista, traductor y editor de nuestra literatura, pero especialmente por incansable labor como promotor de la lectura infantil y juvenil en infinidad de medios de comunicación.

Felipe Garrido es un escritor sumamente conocido en México y en muchos países de habla hispana y no requiere de la presentación de su vida personal y de su obra literaria. Es tan importante que el año pasado le fue otorgado el Premio Nacional de Letras 2016, que el gobierno mexicano entrega a sus escritores de renombre y de destacada trayectoria. Aparte de sus cualidades literarias, se le reconoce como un excelente editor.

Aparte de su trabajo en varias casas editoriales privadas, Felipe Garrido se ha destacado en el sector público. En la Secretaría de Educación Pública (SEP), tuvo a su cargo la famosa colección SepSetentas. En el Fondo de Cultura Económica (FCE) impulso los libros que componen la serie Biblioteca Joven. Estuvo muchos años en la SEP al frente del proyecto y la edición de los famosos Libros del Rincón, que fueron un apoyo docente en todas las escuelas de educación básica en el país.

Dice Juan Domingo Arguelles: “Felipe Garrido ha vivido entre libros y para los libros, y ha sabido combinar sus talentos y destrezas al servicio de los lectores”. Es tan apasionado, que cada 12 de noviembre de cada año, escribe y publica algo nuevo en conmemoración al Día del Libro en México. El nació en Guadalajara, Jalisco, el 10 de septiembre de 1942. Su primer libro lo publicó en 1978 y lo llamó Con canto no aprendido. Le siguieron otros como: La urna y otras historias de amor (1984), Garabatos en el agua (1985), La musa y el garabato (1992), entre otras muchas más.

Su pasión es escribir libros para niños y jóvenes, entre los que destacan: Desde Tajín y los siete truenos (1982), El coyote tonto (1996), Racataplán (1998), Lección de piano (2002) y varios más. No sólo se la pasa leyendo y escribiendo, ha sido ante todo un buen maestro, ha formado a infinidad de escritores en los varios talleres que ha formado, “todos con apreciación y reflexión crítica sobre la cultura escrita”. Igual, como promotor de la lectura ha escrito obras que forman individuos lectores de por vida. Cómo leer en voz alta (1996), El buen lector se hace, no nace (1999), Para leerte mejor (2004) y La necesidad de entender (2005), son sólo algunos ejemplos de lo que ha escrito.

“Felipe Garrido, hombre de letras, conoce todos los procesos del libro y la lectura. Autor, editor, traductor, promotor, divulgador y maestro. Ha llegado a los setenta y cinco años respetado y apreciado en este mundo de las letras a veces tan intolerantemente hostil”, afirma Arguelles. Y desde estas tierras veracruzanas le envío mis felicitaciones a este hombre de letras.

Sagare32@outlook.com

 

 

 

 

Powered by WordPress| Designed by: ArcosNet