FIESTA DE TODOS LOS SANTOS

logo-el-regional-muertos-02-dest-web

ARS SCRIBENDI

Rafael Rojas Colorado

rafaelrojascolorado@yahoo.com.mx

 

 

En la calle, el mercado y en los hogares se respira el aroma, el gusto y la emoción por la festividad de todos los santos. Por todos lados se ve el colorido de la flor de cempasúchil, la rama tinaja, los cirios y veladoras, sin descartar las frutas, los dulces de jamoncillo y el pan de muerto, entre otras cosas que se utilizan para el decoro de los altares en honor a los muertos.portada calaveras - copia

Desde los tiempos prehispánicos, perdura la creencia de que los fieles difuntos, en estas fechas, visitan la casa que en vida fue su hogar; por esta razón la familia les acerca una huella de lo que fue su preferencia cuando gozaron de la existencia. Porque es un día en el que espiritualmente. se convive con ellos. Las almas abandonan el inframundo para estar presentes en el altar y convivir con los que fueron sus familiares.

La fiesta de todos los santos es romería, es el color del folclor en el que también está arraigada la fe y muy viva la creencia de que los difuntos en su día señalado, están presentes en el altar degustando lo que tanto les agradó en vida. El altar involucra tres dimensiones, el inframundo, la tierra y, por supuesto, el cielo.

La tradición de celebrar a los difuntos nos hace partícipes de esa cultura que anida el recuerdo de nuestros seres queridos, los mismos que hace tiempo se marcharon al descanso eterno. Es seguir cultivando en nuestro recuerdo, las creencias que nos heredaron los antepasados y el conservarlas nos da una identidad como pueblo de tradiciones.

Esta fiesta concluye el dos de noviembre despidiendo a las benditas almas con el santo rosario, algunas personas acostumbran llevar alimentos al panteón para hacer mucho más vívida la comunión con los difuntos.

El campo santo luce pletórico de gente, de coronas y flores que el aire mece con cierta melancolía, tal vez porque se trata de una despedida de los difuntos que regresan a su eterno descanso, en los vivos comienza a renacer la esperanza de que el año próximo, las almas benditas, vuelvan a visitar el hogar.

Powered by WordPress| Designed by: ArcosNet