La corrupción mata

linda 1

 

 

Por Linda Rubí Martínez Díaz

 

Hola amigos lectores, les saludo con el cariño de siempre. Vivimos en el tiempo del ejercicio desmedido del poder, en el que los políticos no han aprendido a reconocer sus límites, y lo peor, acaban arrastrando las libertades de los más vulnerables. Vivimos la época de la mochada y el amiguismo, de los negocios que se realizan alterando los límites de lo lícito, sin transparencia ni rendición de cuentas, y donde las acciones se realizan sin prudencia ni sentido común, y cuyas consecuencias hoy en día nos afectan.

No es solo un efecto de los sismos el que se hayan derrumbado tantos edificios en varios estados y que otros hayan quedado inhabitables. No es casualidad que haya tantos socavones dejando pueblos sin vías de comunicación, cuando parece regla que toda obra pública se hace con materiales de baja calidad e infladas de precio. Por ello, cuando nos quieren vender la idea que un gasoducto es indispensable para el progreso y desarrollo de Coatepec, tampoco debe considerarse una necedad de los ciudadanos el que se nieguen a instalarlo, cuando ya descubrimos que la corrupción mata, que las negociaciones entre grandes empresas y políticos de alto nivel se realizan sin consultarnos, y que no nos garantizan nuestra seguridad.

Yo creo que quienes habitamos en esta región, estamos en nuestro derecho de pedir un examen minucioso del proyecto del gasoducto, el cual parece ser un ejemplo más de la corrupción que impera en nuestro país. Las contradicciones que los gobiernos estatal y municipales han exhibido al informarnos, no nos aseguran que se esté viendo por los intereses comunes. Y si con ello solo se busca inmunizar a los que ya tienen privilegios, entonces es tiempo de que alcemos la voz para que no nos vuelvan a ver la cara. No queremos que, en el futuro, paguen nuestros hijos por las malas decisiones de hoy.

Mantengamos el ejemplo de apoyarnos como mexicanos, donde quiera que sea y en el tiempo que se necesite.

Nos leemos la próxima, que Dios los bendiga.

Powered by WordPress| Designed by: ArcosNet