LA VOZ QUE LE CANTA AL AMOR

amor y amistad 2018-03

ARS SCRIBENDI

Rafael Rojas Colorado

rafaelrojascolorado@yahoo.com.mx

 

 

Hay un lugar precioso en Veracruz, ese lugar se llama Coatepec, y tiene cielos azules, y tiene tardes con niebla…este poema emerge del alma de Bernardo Andrade Martínez, su voz se lo comunica al viento en forma de una canción.

Bernardo Andrade Martínez, es la primera voz del trío “Los tres de Coatepec Kriztal”. Por un momento detiene su canto para acercar el itinerario de su vida. De aquella lejana infancia en la que la calle fue parte de su hogar, anida en su pecho un gesto de gratitud hacia la memoria de don Hipólito Contreras, quien le brindó su techo y protección para tratarlo como a un hijo.

A los ocho años de edad la vida le exige el aprendizaje de un oficio y se decide por la panadería, su maestro de esta actividad lo fue el señor José Portilla en la desaparecida panadería Dauzón, ubicada en la calle 16 de septiembre. A pesar de carecer de estudios superiores, visualizó lo positivo de la vida y desde los nueve años incursionó en diversos deportes como el Beisbol, basquetbol y el atletismo, se especializó en 400, 800 y 1500 metros planos, muchas horas deportivas las compartió con Guillermo Godínez. En el estadio xalapeño fueron entrenados por Edgar Leividik y conocieron en sus albores a Héctor y Antonio Villanueva, y a Luis Hernández, glorias de atletismo mundial y olímpico.

Parte de la educación primaria la cursó en la escuela Juan de la luz Enríquez y la terminó en la nocturna en la Benito Juárez. Pronto percibió el llamado de la música, las primeras clases de solfeo la recibió de la experiencia de Juan Vega, director de la Orquesta ”Escuadrón Tropical América”. Las percusiones fueron su primera aventura musical y más tarde el saxofón, de esta manera tuvo la oportunidad de viajar por varios puntos de la región y el estado de Veracruz.

En ese paisaje provinciano en el que se popularizaban Roberto Guiot, Paco Huesca, Antonio Clement -keny- y entre otros Nalo Pozos, comienza a surgir la voz de Bernardo Andrade Martínez y forma un trío con Simón Lara y Antonio Peralta, en poco tiempo se desintegró, pero dejó al futuro trovador la sensación por el canto, una sed que aún no se calma en sus adentros. En el año 1970 se une con Gregorio Estévez y Serafín Aguilar, formando el “Trío Coatepec”. Bernardo y Goyo inspiraron el tema “Lindo Coatepec”, himno musical dedicado al pueblo que los vio nacer y que gravaron en un disco sencillo de 45 RPM, una bella experiencia en el campo artístico. A finales de los setenta lo acompañarían don Marcos Córdoba y el profesor Alfonso Colorado. Poco a poco se va transformando en bardo y con su canto empieza a formar parte de ese paisaje de noches románticas, de serenatas al pie del balcón trasmitiendo en cada verso lo sutil del amor a la mujer coatepecana, bajo un manto nocturno de brillantes lentejuelas. La fama lo corteja, pero lo más sustancial eran sus virtudes interpretativas en su trabajo.

El 22 de julio nació el trío “Los tres de Coatepec” integrado por Reynaldo Pozos, Manuel Solano Munguía y Bernardo Andrade, una nueva etapa cuya aventura les tendió infinitos caminos, pisaron escenarios en diversos puntos de la República mexicana, estado de Veracruz y el D.F. Bernardo y su trio han alternado con artistas de la talla de Carlos Cuevas, Armando Manzanero, María Victoria, Carlo Lico, Los Dandis, Los tecolines, y Los Panchos de Gaby Vargas. Sueños que se trocaron en realidades y que llenaron de emoción y satisfacción el alma de un hombre que, a través del canto, entrega a su público lo mejor de sí mismo.

Desde hace tres años nuevos compañeros le acompañan en esta aventura musical: Carlos Valentín Alonso, Saúl Andrade Alarcón, Víctor Colorado González y Bernardo Andrade, ellos conforman el grupo “Los tres de Coatepec Kriztal”. Bernardo expresa que con estos nuevos músicos ha sido la mejor etapa de su vida, puestos que cultivan los conocimientos y todos participan en los arreglos de los temas musicales, y lo más importante es que prevalece la armonía, compañerismo y la amistad entre ellos.

Bernardo ha inspirado un sinfín de melodías, pero tan solo unas cuantas le ha sido posible gravar, por ejemplo: Vanidosa, A ti, Mahuixtlán, Jamás olvidaré, Celos de ti y las mujeres.

Nació el 11 de febrero de 1943, sus padres fueron Antonio Andrade y Cecilia Martínez. Bernardo Andrade con la señora Rita Torres procrearon a: Ana Lilia, Cecilia del Socorro, Antonio y Bernardo Andrade Torres.

Bernardo Andrade Martínez es la voz que se transformó en rapsoda, trovador, quizá poeta, una semilla que brotó y floreció en esta tierra de cantores y que trascendió a través de muchas generaciones, cantando bellos poemas hechos canciones, es un hombre que ya no le pide nada a la vida, porque la vida ya le dio todo.

 

Powered by WordPress| Designed by: ArcosNet