Las Antiguas Mayordomías en Coatepec

a

CRÓNICA COATEPECANA

Dr. Jesús J. Bonilla Palmeros

Cronista de la ciudad de Coatepec

(Primera parte)

 

 

Hace unos cuarenta años, era común escuchar en la ciudad de Coatepec, la palabra mayordomo como referente de aquella persona encargada de realizar una serie de actividades en relación a la fiesta de la entidad tutelar del barrio o localidad, aparte de otras festividades religiosas que se llevaban a cabo durante el año.

El identificar a una persona bajo la figura de mayordomo, era un reconocimiento que la comunidad hacia a quienes se daban a la tarea de administrar recursos, el dedicar tiempo a la coordinación de actividades religiosas, e incluso destinar recursos propios para el óptimo desarrollo de la festividad patronal. Al grado de que todavía perviven en la memoria de las personas de mayor edad, los nombres de quienes fungieron como mayordomos de los “Arcos de San Jerónimo” y los mayordomos encargados de abastecer de palma a las iglesias, en días previos a la Semana Mayor. Pero también debemos de reconocer que la figura del mayordomo en la ciudad de Coatepec, se ha ido demeritando por diferentes causas, al grado de que actualmente se les refiere como “Encargados de los Arcos”.

La organización de la cofradía y la mayordomía forman parte de la estructura religiosa en los pueblos de la Nueva España, mismas que contaban con aprobación eclesiástica y del propio gobierno virreinal. Dichas organizaciones presentaban variantes a nivel regional, dependiendo en buena medida de la conformación político-territorial de la localidad, el número de barrios que le integraban, y la estructura social de la comunidad

En el caso de las mayordomías, la población indígena tuvo una participación activa y derivó en la mayoría de los casos en un complejo sistema de cargos, bajo la forma de una organización político-religiosa. En la cual los individuos realizaban diversas actividades dependiendo del puesto asignado y cuyo cumplimiento les permitía ascender hasta el cargo

de mayordomo principal, mismo que gozaba de gran reconocimiento y prestigio en la comunidad.

La figura de la mayordomía en el caso de Coatepec, podemos detectarla a través del análisis de fuentes documentales coloniales y el dato etnográfico. En una de las fuentes históricas más antiguas, se registraron la serie de adquisiciones emprendidas por las autoridades indígenas para el acondicionamiento de su capilla, mismas que consistieron en contratar a un maestro dorador de la ciudad de Puebla, quien se encargaría de elaborar el retablo mayor en madera y decorarlo con nueve lienzos, cuyo costo fue de 380 pesos de oro común (1).

Continuará…

Referencia Bibliográfica

(1) Índice del Archivo Notarial de Xalapa. Protocolos 1617-1631, 1632-1645, 1645-1651, Introducción de Gilberto Bermúdez Gorrochotegui, Instituto de Antropología de la Universidad Veracruzana, Xalapa, Ver., 1998.

19093028_1704337643196277_3791764839016551507_o

Powered by WordPress| Designed by: ArcosNet