Nieve de leche, de limón, mamey en Teocelo !!

 

 

* Con don Luís en su carrito callejero y el trabajo heredado de Foncho Ruiz.

* La calidad y sabor de las nieves de El Nevado, de doña Carito y de don Adelfo.

 

 

 

Los carritos de los neveros en las calles de Teocelo, hace aproximadamente 20 o 25 años, eran inconfundibles; la de don Luís que todavía sigue dejando huella en la historia de Teocelo, con su inseparable y batallador carrito de las nieves. Qué decir del sano humor y la alegría para vender de don Foncho Ruiz, ya disfrutando del descanso eterno pero dejando una herencia de trabajo sano y delicado en la preparación de nieves de todos los sabores.

 

 

La familia de Foncho Ruiz sigue con la leyenda.

 

Don Luís continua en el fragor de la batalla de las nieves en todas las calles, en las afueras de los centros escolares, por el palacio municipal de Teocelo, en el Mercado, en las colonias con su voz característica y bien identificada por las familias y los niños.

 

Son años de intensa lucha, de lograr un destacado lugar en el ámbito regional y estatal, la que lleva a la familia García Morales.

 

Don Adelfo García y su esposa Carito Morales, con gran labor siguen conservando la fama de ofrecer los mejores productos en nieves y en las “paletas heladas”, bien de cacahuate, de leche, limón, vainilla, de grosella, fresa, chocolate; mención aparte merece la inigualable nieve de Mamey.

 

Teocelo es rico en tradiciones verdaderas y auténticas, donde se producen las mejores y más variadas nieves. Son muchos los neveros que la venden en la terminal de autobuses en Teocelo, otro lugar característico, pero poco a poco iremos comentando de cada uno de ellos que también tienen fama y sello personal en la elaboración de nieves.

 

Nieves…parte del Teocelo que se fue, del que perdura formando parte del ¡Teocelo de Mis Recuerdos!

 

“Nieve de leche, de limón, de cacahuate, de vainilla”, seguiremos escuchando afortunadamente por las céntricas calles y por las colonias de esta bendita tierra del Dios Tigre, en donde tenemos la dicha, la fortuna, bendición y la gracia de vivir, siempre con Dios y con nuestros hijos, con nuestra gente, esa gente noble y honesta que forma parte también del Teocelo de Mis Recuerdos.

 

 

PUBLICADO EN EL IMPRESO DE PUNTO DE TEOCELO EN MARZO DE 2011.

Powered by WordPress| Designed by: ArcosNet