Octavio Nájera es  candidato

Octavio Nájera

 

  • Desigualdad social y la falta de oportunidades son los mayores problemas.
  • Nuestra nación transita en el desorden, el desánimo.
  • Hay esperanza de un cambio profundo que pueda cortar. desde raíz los grandes problemas que hoy nos afectan a todos.
  • Las transformaciones que el país requiere deben construirse de abajo hacia arriba.
  • Los ciudadanos estamos llamados a expresar el rechazo a más de lo mismo, a no permitir que más pactos por México trasgredan nuestros derechos y comprometan el futuro de nuestros hijos, y nietos.
  • Encendamos la llama de la esperanza.

 

Hombre de palabra no se dobla al primer viento fuerte, alza la voz ante los enormes rezagos sociales heredados de malos gobiernos, es Octavio Nájera, quien continua charlando con El Regional, para conocer más de su visión política, en tiempos de precampaña y cuando las legislaturas han quedado a deber actuando bajo consignas y no como representantes populares, al respecto nos dice: “La situación que vive el país, es compleja, la generación de enormes brechas de desigualdad social y la falta de oportunidades, el desempleo, corrupción, inseguridad, violación a los derechos humanos, agresión a periodistas y la riqueza en manos sólo de unos cuantos, pone de manifiesto que el sistema político y económico de México está agotado”. Dice con voz firme, cerrando el puño en señal de descontento y mostrando su pasión por los temas socio políticos.

Octavio continúa: “No hay peor ciego, que el que no quiere ver, y es así como se comporta la clase gobernante tecnócrata en turno, han perdido el sentido del rumbo, nuestra nación transita en el desorden, el desánimo, el miedo y la indignación, pero guarda en el fondo la esperanza de un cambio profundo que pueda cortar desde raíz los grandes problemas que hoy nos afectan a todos”.

 

¿Octavio, tu discurso es coyuntural? “Siempre en épocas electorales, la palabra más recurrente es CAMBIO, sin embargo, no podemos permitir, que los mismos de siempre nos vendan la idea de un cambio, si como ciudadanos, no aceptamos nuestra realidad y nos colocamos en el centro de la toma de decisiones, es decir, los cambios que este país requiere urgentemente, no están en los partidos, en los independientes o en los frentes, ya basta de seguir comprando la idea de que  sólo unos cuantos pueden generar desde arriba hacia abajo las transformaciones que tanto urgen.

 

Por el contrario, debemos de entender, que las transformaciones que el país requiere, que nosotros requerimos, deben ser construidas de abajo hacia arriba, debemos realmente ejercer nuestra soberanía, nuestras libertades y apartarnos del individualismo, al sistema, siempre le convendrá mantenernos aislados de la colectividad, de los fines colectivos y acentuar la competencia como forma de mantenernos sumidos en el conformismo.

 

Nos encontramos en un momento histórico, en el punto de quiebre entre mejorar o seguir igual, en lo personal, no tengo miedo, a los cambios, sino tengo miedo a que todo siga igual, a que perdamos la oportunidad de pasar a la historia como los ciudadanos que tuvieron en sus manos la oportunidad de heredar un mejor país a nuestros hijos y nietos, y preferimos las dadivas, los morbos mediáticos, y el conformismo de ver a los mismos de siempre, repartirse los beneficios y seguir tolerando que la riqueza de este país sigan en manos de unos cuantos.

 

No se trata de apellidos, de dinastías, de fanfarrones o de chicos maravillas, y mucho menos de servidores que no sirvieron, sino de ciudadanos responsables, realistas y con la firme convicción de ser agentes de cambio.

 

En este proceso electoral que ha comenzado y de cara a una jornada electoral histórica, los ciudadanos estamos llamados a expresar el rechazo a más de lo mismo, a no permitir que más pactos por México trasgredan nuestros derechos y comprometan el futuro de nuestros hijos, y nietos, ¿Por qué decimos querer mucho a nuestros hijos o nietos? Si dejamos que las decisiones más importantes sólo en manos de unos cuantos, expresemos el amor a la familia, a nuestra tierra, siendo hombres y mujeres libres, más allá de colores, sólo con una sola bandera, la bandera de la dignidad y permitiendo que México retome el rumbo.

¿Cuánto tiempo más debemos seguir así? ¿Acaso  nos gusta vivir en la violencia, en la pobreza, en el desempleo, en la falta de oportunidades? ¿A los maestros y maestras ya se les olvido la reforma educativa? ¿A los pensionados ya se les olvido el desmantelamiento del IPE? ¿A los periodistas ya se les olvido los compañeros muertos y perseguidos? ¿Y los desaparecidos, las familias víctimas de la violencia? ¿La agonía del campo?

 

A esas realidades, son a las que debiéramos de temer si no cambiamos las cosas, ¿Cuántos no salen a votar? ¿Cuántos cambian su voto por dinero? Y son los primeros en quejarse, cuantas veces no escuchamos en la calle, yo nunca he votado, por eso es no es equivocada la aseveración de que cada pueblo tiene el gobierno que merece, ¿tú que mereces?

 

Encendamos la llama de la esperanza, asumamos nuestro papel de ciudadanos libres y hagamos historia, logrando un cambio verdadero, una nueva historia, un mejor país”.

Esto es parte de lo que piensa y siente Octavio Nájera García virtual candidato, quien pone los puntos sobre las íes y nos convoca a ejercer nuestros derechos y defender nuestras libertades.

 

 

Powered by WordPress| Designed by: ArcosNet